Conéctate con nosotros

Peligra Sistema Arrecifal del Caribe

Principal

Peligra Sistema Arrecifal del Caribe

Por Elisa Rodríguez

CANCÚN, Q. Roo.- El calentamiento global, los contaminantes vertidos al mar, el aumento de sargazo y la sobreexplotación del ser humano han generado que el Sistema Arrecifal del Caribe, que forma parte del segundo arrecife más grande del planeta, presente un mosaico de daños en los 600 kilómetros que lo conforman en la costa de Quintana Roo, afirmó el investigador del Colegio de la Frontera Sur (Ecosur), Héctor Hernández Arana.

El cambio climático provoca su blanqueamiento y la sobrepesca afecta al equilibrio entre las especies. Pero, la principal causa del acelerado deterioro es la industria turística y el desbordado crecimiento urbano costero.

Todo ello muestra la necesidad urgente de proteger el Sistema Arrecifal del Caribe, que forma parte del Sistema Arrecifal Mesoamericano (SAM), e incorporar a aquellos que no están bajo alguna categoría de protección para evitar su futura degradación, precisó el especialista.

LA INVESTIGACIÓN

Las afirmaciones anteriores son resultado de una reciente investigación dada a conocer tras un recorrido por diversas zonas de arrecifes, con el propósito de presentar su actual estado de conservación y la necesidad de que sean parte de las reservas marinas que aportará México al cuidado de la vida actual del planeta.

El informe puntualiza que Quintana Roo registra una población de aproximadamente casi dos millones de personas y el desarrollo puede visualizarse con las luces nocturnas de sus ciudades, donde se observa una alta concentración en urbes de la costa norte.

Recuerda que el crecimiento urbano costero trae como consecuencia el aumento en la cantidad de nutrientes y/o contaminantes en el agua marina.

Esta se deriva de la creciente demanda de agua y, por consiguiente, del aumento de las aguas residuales que, pese a ser tratadas, el nivel de filtración no es el suficiente para eliminar los nutrientes y contaminantes, aguas que eventualmente desembocarán en el mar de diversas formas.

Si bien, el exceso de nutrientes tiene efectos más discretos en el coral, estos principalmente favorecen el crecimiento de macroalgas.

Los contaminantes inorgánicos como los metales pesados tienen efectos adversos en los corales, van desde limitar la capacidad reproductiva y fotosintética de las colonias, hasta la muerte directa, en los casos más severos, afirma.

REPERCUSIONES POR DESARROLLO HUMANO

El estudio advierte que las grandes consecuencias que trae consigo el desarrollo humano en las costas es la destrucción o modificación de los ecosistemas aledaños, como dunas costeras, manglares y selvas, para satisfacer la creciente demanda de espacio para la edificación de viviendas y desarrollos turísticos.

Esto ocasiona un grave desequilibrio ecológico, ya que los ecosistemas costeros son interdependientes y la pérdida o afectación de uno genera efectos adversos sobre el otro.

El investigador Héctor Hernández Arana precisa que, con una inversión de 700 mil pesos, como parte de un proyecto de la Comisión Nacional de ├üreas Naturales Protegidas (Conanp), para la protección de especies en riesgo, un equipo de seis especialistas realizó recorridos por la zona de corales del Sistema Arrecifal del Caribe, así como área de humedales en las costas de Quintana Roo.

En los resultados resaltan dos situaciones de afectación en las zonas: el efecto de arribazón de sargazo, con mayor exposición en la zona sur de Quintana Roo donde las áreas afectadas por la descomposición del sargazo en la playa es grave, y el otro es una enfermedad conocida como “Síndrome blanco”. Fue detectada hace algunos años en La Florida, Estados Unidos de América, y ha llegado a las zonas de arrecifes en Quintana Roo.

Lo grave del asunto, aceptó, es que no se sabe si es bacteria, hongos o un conjunto de estos, pero que afecta a los corales del sistema arrecifal.

PROPONEN SEGURO POR EFECTOS DE HURACANES

Estas investigaciones se suman a las realizadas en noviembre pasado con la participación de 20 expertos del sector académico, organizaciones de la sociedad civil (OSC), gobierno y consultores independientes, lo que fue la primera reunión para presentar los resultados preliminares de un seguro paramétrico para arrecifes.

Fue presentado por MAR Fund (Fondo SAM), reconocido fondo ambiental regional cuyo objetivo principal es proteger la región del Arrecife Mesoamericano (SAM) compartida por México, Belice, Guatemala y Honduras, proporcionando sostenibilidad financiera a largo plazo y un asesoramiento confiable para el manejo de arrecifes, para que las generaciones futuras puedan disfrutar y beneficiarse de un próspero sistema.

Este innovador proyecto es ejecutado con el apoyo del Gobierno de Alemania, a través de KfW, (El banco alemán de desarrollo Kreditanstalt f├╝r Wiederaufbau que se dedica a proveer ayuda a países en vía de desarrollo y la economía alemana), e implementado en colaboración con la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD), con la participación de los cuatro países que comparten el SAM.

Entre sus estrategias, la Iniciativa de Rescate de Arrecifes contempla la creación de un Fondo de Emergencia y de un mecanismo financiero innovador, como un seguro paramétrico para arrecifes. Este último tiene como fin proveer fondos inmediatos para atender la emergencia y restauración oportuna de arrecifes, en caso de daños causados por huracanes.

COLABORACIONES

Al respecto, se precisó que, para la creación del seguro, MAR Fund trabaja en colaboración con la Iniciativa de Resiliencia Costera de The Nature Conservancy (TNC), Willis Towers Watson a través de Global Ecosystem Resilience Facility (WTW/GERF), y el International Coral Reef Initiative (ICRI/UN Environment Small Grant Programme).

Están involucrados en actividades como la selección de sitios a incluir en el modelo del seguro, el desarrollo del análisis de riesgos y vulnerabilidad de los corales, la estimación de los costos para la reparación del daño y la elaboración de protocolos de respuesta post tormenta.

El objetivo de la reunión fue presentar ante expertos en restauración y conservación de arrecifes los resultados preliminares para el diseño del seguro, y así obtener retroalimentación para fortalecer el modelo.

Se informó que los análisis evaluados comprenden la correlación entre los daños a arrecifes causados por huracanes, los parámetros que activarían el seguro, las acciones requeridas para la recuperación de los daños y su costo en los sitios seleccionados para implementarlo. Los sitios se seleccionarán en el SAM utilizando una herramienta de priorización que fue desarrollada por MAR Fund y TNC para tal efecto.

Se informó que los expertos expusieron que un seguro paramétrico para arrecifes de coral es de sumo valor para promover la importancia del Arrecife Mesoamericano y de los servicios ecosistémicos que este brinda, principalmente a sectores que dependen directamente del mismo. Se deberá tomar en cuenta las recomendaciones hechas por los expertos para diseñar un seguro que cubra los sitios con mayor valor, ya sea económico, recreativo o cultural.

Asimismo, para cubrir de manera inmediata las necesidades de restauración de arrecifes, tomando en cuenta no sólo los costos en cuanto a materiales y transportación, sino la capacidad humana para realizar el trabajo de emergencia y de restauración.

DECLARATORIA DEL ÁREA NATURAL PROTEGIDA DEL SAM

El 5 de junio de 1997, Día Mundial del Medio Ambiente, los entonces presidentes de México, Guatemala y Honduras, así como el primer ministro de Belice; Ernesto Zedillo Ponce de León, ├ülvaro Arzú Irigoyen, Carlos Roberto Reina, así como, Manuel Esquivel, respectivamente, suscribieron la Declaración de Tulum.

Sentando un precedente histórico de conservación y desarrollo sustentable de los recursos naturales, se promueve el Sistema Arrecifal del Caribe Mesoamericano, ahora denominado SAM.

Esta iniciativa, unificaba en una acción conjunta los esfuerzos de las cuatro naciones para constituir un gran ├ürea Natural Protegida para la conservación de la segunda barrera arrecifal en importancia del mundo, la cual abarca desde Cabo Catoche en México, hasta Islas de la Bahía en Honduras.

La región comprendida dentro de este sistema cuenta con una gran trascendencia para el desarrollo turístico, que se convierte en una importante vía para la reactivación de la economía, el empleo y el bienestar social en el área.

Continuar Leyendo
También te puede interesar...

Más en Principal

Arriba