Conéctate con nosotros

La historia de una maestra que vivió en una casa de campaña por dos años

La historia de una maestra que vivió en una casa de campaña por dos años

Mundo

La historia de una maestra que vivió en una casa de campaña por dos años

Tras una mala racha económica, una maestra terminó viviendo en una casa de campaña por dos años.

La historia de una maestra que vivió en una casa de campaña por dos años

La decisión que llevó a Aimée Lê a vivir en una casa de campaña fue que pese a ser una estudiante de doctorado y maestra su sueldo no le alcanzaba para poder pagar una renta.

Padeciendo vicisitudes Aimée no tuvo de otra pues su salario no era suficiente, lo cual para el  medio The Guardian comentó:

«Hacía frío. Dormía a temperaturas bajo cero. Era una pequeña tienda de campaña para una sola persona, lo que significaba que después de un rato se hacía más cálida.

Pero hubo días en los que recuerdo que me desperté y mi tienda estaba cubierta de nieve.

Cuando no estaba haciendo mi doctorado u otro trabajo, estaba aprendiendo a cortar leña o encender un fuego».

La maestra Delfina Gómez no tiene tiempo para la educación

Y es que Aimée  como estudiante de doctorado recibía 12 mil libras esterlinas al año (más de 330 mil pesos). Pero para los costos de las rentas de Londres, Inglaterra, esta cantidad de dinero le resultaba insuficiente para poder pagar la renta mes con mes.

Pues incluso, tras ya no poder renovar contrato en el lugar  que rentaba, la maestra se dio cuenta que estaba en problemas.

Pues con su sueldo, no podía rentar un departamento y optó por una opción que pensó que duraría poco tiempo: vivir en una casa de campaña.

Algunas cosas como libros los resguardo en la oficina de posgrado de la University of London.

Por lo que colocó la casa de campaña en un campamento que se encontraba en protesta cerca del campus, y le ayudó para poder pasar desapercibida ante su «desesperada» decisión.

La cual la llevo a vivir ahí durante dos años y comentó:

«Lo más atroz es que hice esto porque creí que sería temporal. Que si pudiera soportar la dificultad de esta experiencia, podría eventualmente conseguir un puesto seguro como conferencista. Pero la precarización continúa y estoy desempleada.”

Tanto que no ha dejado de dar clases, pues Aimée la maestra no le dijo a sus estudiantes de sus condiciones. Lo único que hizo fue advertirles que la paga para los académicos era baja.

“Creo que los estudiantes tenían expectativas de que recibiera un salario por mi trabajo. Creo que eso es lo que asumen los estudiantes de todas partes: que somos maestros con contratos adecuados.

Les dije que ese no era el caso, pero pensé que decirles que vivía en la intemperie era ir demasiado lejos.”

Por lo cual tras esta dura y difícil situación que Aimée vivió, en Reino Unido internautas pidieron apoyo para la maestra.

Con información de: 24 Horas Nacional

Síguenos en nuestras redes sociales 📱📲

Twitter 
Facebook 
Instagram

 

 

Más en Mundo

Arriba