Conéctate con nosotros

Restaurantes se niegan a proteger langosta

Nacional

Restaurantes se niegan a proteger langosta

La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) Cancún se ha negado sistemáticamente a retirar la langosta

La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) Cancún se ha negado sistemáticamente a retirar la langosta de los menús de restaurantes en periodos de veda y a pagar precios justos por la pesca, de acuerdo con Baltazar Gómez Catzin, presidente de la Federación Regional de Sociedades Cooperativas del Estado de Quintana Roo.

La veda de pesca de langosta inicia en marzo y termina el último día de junio, cada año, sin embargo, los restaurantes siguen ofreciendo en sus menús este animal, se queja Gómez.

Lo anterior, declaró ante medios, es un incentivo para la pesca furtiva en la entidad. Si hay demanda en restaurantes y hoteleros y se compra en estos meses, los pescadores ilegales, quienes no tienen los permisos correspondientes de la Comisión Nacional de Pesca (Conapesca), gente que necesita recursos para sobrevivir, es orillada a sacar langosta y venderla.

La petición de Gómez es que se retire de los menús en los temporadas de veda, a fin de garantizar la reproducción de la langosta y su pesca sustentable.

PODRÍA INTERESARTE: EU declara emergencia de salud pública a la viruela del mono

Restaurantes se niegan a proteger langosta

O en último caso, solo retirarla tres de los cuatro meses que comprende la veda. En uno de esos meses se podría vender lo que almacenen y así no se dejaría tan descubierta la demanda, propuso el líder del gremio.

De acuerdo con datos de la Conapesca, en Yucatán la producción de langosta en peso vivo es de 537 toneladas y valor comercial de 196 millones 093 mil pesos y en Quintana Roo se reportan 406 toneladas en peso vivo y un valor de 103 millones de pesos.

Otro problema, comentó, es que los restauranteros, que reciben cientos de miles de comensales al año, de turistas nacionales e internacionales, se niegan a pagar lo justo por la langosta.

Mientras ellos lo ofrecen en 250 pesos el kilo los restauranteros se los pagan en 200 o menos. Eso también fomenta la pesca ilegal y la competencia desleal, apunta.

Ricardo Hernández

Síguenos en nuestras redes sociales 📱📲

Twitter 
Facebook 
Instagram

Más en Nacional

Arriba