Conéctate con nosotros

Cae confianza del consumidor y crece pesimismo económico

confianza consumidor

Negocios

Cae confianza del consumidor y crece pesimismo económico

La confianza de los consumidores en la economía de sus hogares y la del país tuvo en julio su mayor retroceso desde abril de 2020, cuando el Covid-19 tumbó a la mayoría de las actividades económicas.

El Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) se construye con una encuesta que incluye cinco preguntas base para captar las percepciones sobre la situación de los miembros del hogar y la nacional.

El ICC se ubicó en julio en 41.33 puntos, el nivel más bajo desde marzo de 2021, y además sumó tres meses al hilo con descensos. Entre junio y julio, la caída fue de 1.66 puntos, la más amplia desde abril de 2020, cuando el retroceso fue de 10.26 enteros, de acuerdo con datos desestacionalizados.
Infografía: Juan Ángel Espinosa

“La caída registrada en julio va de la mano con las crecientes preocupaciones de que la economía de Estados Unidos se encuentra cerca de caer en recesión, lo cual llevaría a México a entrar en una recesión también.

Dado el fuerte vínculo comercial entre ambos países, una recesión en Estados Unidos tendría un fuerte impacto en el sector manufacturero mexicano, que ha sido el principal propulsor de crecimiento en la recuperación económica post-pandemia”, apuntó Banco Base en un reporte.

Monex expuso que normalmente las variaciones mensuales suelen ser de menos de un punto, por lo que la caída de 1.7 enciende las alertas sobre la cautela con la que responderían las personas frente un escenario que se complica rápidamente, y en donde las fuertes presiones inflacionarias se han sostenido.

Los cinco componentes que integran al ICC retrocedieron, pero los que más llamaron la atención fueron los relacionados con el panorama para dentro de un año.

El relacionado a la situación esperada por los miembros del hogar dentro de un año respecto a la actual cayó 2.08 puntos, e hiló dos pérdidas consecutivas. En tanto, el componente sobre la situación del país esperada dentro de un año cedió 2.05 enteros, tras una caída de 2.31 puntos en junio.

El componente sobre las posibilidades actuales en el hogar, comparadas con las de hace un año, para comprar bienes duraderos como muebles o televisión bajó 1.10 puntos, tras un avance de 0.7 en junio.

James Salazar, subdirector de Análisis Económico en CI Banco, señaló que aunque históricamente el consumidor mexicano es pesimista, pues el ICC siempre se ha ubicado por debajo de los 50 puntos, en los últimos tres meses la percepción se ha exacerbado por el complicado panorama, que no es exclusivo de México.

“El principio básico es por esta percepción que hay de riesgo, sobre todo por el tema de la inflación, las subidas de tasa de interés y las implicaciones que pudiera tener para la economía”, explicó.

“Estos niveles de inflación no llegan a su pico, todavía van a tardar no sólo en revertirse, sino en volver a su meta (de 3%)”, consideró.

Respecto al mismo mes del año pasado, el ICC retrocedió en julio 2.97 puntos, la baja más fuerte desde febrero de 2021.

Testimonios

‘Todos los precios seguirán subiendo más y más’

Para Jessica, quien es madre soltera y se desempeña como mesera, considera que la situación actual y futura del país es y seguirá siendo “pésima” porque tan sólo para cubrir la necesidad más básica de la alimentación, se enfrenta a los precios elevados y los salarios que se mantienen en sus mínimos.

“Todo va a seguir subiendo más y más, y el salario seguirá siendo el mismo. Está muy cañón”, expresa.

‘Comprar casa o coche se ve más complicado’

El señor José, quien es comerciante, señala que la adquisición de bienes durables, tales
como una casa o un coche, será cada vez más complicado por los elevados precios y los bajos salarios.

“Ahora los jóvenes se tienen que juntar para poder comprar algo, y aún así viven endeudados como yo 30 años, pero como todo va peor o más caro, esos 30 años se van a convertir en 50 años o más”, considera.

‘Un pasaje es más de medio kilo de tortilla’

Teresa aguarda a las afueras de una tienda departamental ubicada en la Ciudad de México tras dejar varias solicitudes de empleo en varios centros de trabajo: está en busca de una mejora laboral, pero mantiene cautela sobre los pasajes que tendrá que gastar.

“En el Estado de México te gastas entre 12 y 13 pesos de pasaje de pura ida, que ya viene siendo más de medio kilo de tortilla”, acota.

Con información de 24 Horas Nacional

Síguenos en nuestras redes sociales 📱📲

Más en Negocios

Arriba