Conéctate con nosotros

Platillos para bodas de invierno

Gastronomía

Platillos para bodas de invierno

Muchas parejas prefieren casarse en diciembre por lo que, ante la cercanía de este mes, te damos algunas ideas sobre qué platillos son los mejores para las uniones en esta época del año.
Como la temperatura baja, la temperatura corporal también, por lo que el organismo exige más calorías.

DE ENTRADA
Las cremas y sopas son clásicos para ayudar a los invitados a entrar en calor. Si se piensa un menú con platillos de boda elegantes, se puede escoger entre diversos sabores dignos de diciembre: cilantro con nuez, brócoli, queso, elote o champiñones. Si la boda es más tradicional, pueden preferir una clásica sopa azteca, de cebolla o de ajo.

Te puede interesar: Los mejores pescados sin espinas para tus platillos

Los caldos son acogedores y perfectos para las temporadas de frío.
Si la boda es más campestre o de hacienda, viene bien un caldo tlalpeño o consomé de pollo.
También las ensaladas son ideales, sobre todo si llevan mandarina, kiwi, almendras y los cacahuates. Asimismo, las pastas.

PLATO FUERTE
Son ideales carnes como pollo, lomo o pierna de cerdo para bañarlas en salsa de ciruela, canela o frutos secos, como almendras y nueces. Quedarán muy bien para esta temporada los aderezos con vino blanco.
Las carnes rojas también son una fuente de calor. Si en su boda no faltarán los platillos elegantes, una buena opción es un plato de carne bañada en salsa de brandy o vino tinto, así como aderezos de frutas o verduras de la estación, en especial los de betabel, peras o manzanas; no habrá duda de que son los protagonistas del banquete.
Otro banquete peculiar es el “mole de novia”, preparado con pulque de avena o coco y con ingredientes en color claro como tortillas de maíz blanco, manzana, cacahuates, almendras, chocolate blanco y chiles güeros, adornado con piñón o uvas. El mole de novia tiene una presentación más ligera que el mole tradicional.

Postres
El chocolate no puede faltar en sus diversas presentaciones. También son idóneos los cupcake, brownies o frutas bañadas. Para el pan del pastel de boda o pedir que su relleno sea de crema de chocolate. Acompañarlo con un café o vino tinto hará una explosión de sabores única.

Más en Gastronomía

Arriba