Conéctate con nosotros

Quintana Roo, tercer estado en inserción laboral de discapacitados

Chetumal

Quintana Roo, tercer estado en inserción laboral de discapacitados

Por Gevanny Zapata

CHETUMAL, Q. ROO.- Quintana Roo descaca a nivel nacional en la incorporación al ámbito laboral de personas con discapacidad, sólo por debajo de la Ciudad de México y Tlaxcala, según cifras del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi ).

La tasa de participación económica de la población quintanarroense de 15 años y más con discapacidad es de 46%, contra 67.5% de participación de la población sin discapacidad. En la capital del país alcanza 47.8% y en Tlaxcala, 66.1%.

MÁS DISCAPACITADOS

El número de discapacitados en Quintana Roo se duplicó de 2010 a la fecha, ahora son aproximadamente 80 mil personas, según el Inegi. Pese a esto, la entidad no es un foco rojo en el país en cuanto a incidencia e, incluso, ha sido reconocida por la atención que brinda y la inclusión, pero aún hay trabajo por hacer.

Según el organismo, personas con esta condición, por lo general, sufren algún tipo de discriminación debido a la falta de cultura y políticas públicas para su atención. De acuerdo con el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Quintana Roo, la discapacidad física es una de las principales causas de exclusión en el ámbito educativo, laboral y comunitario.

El organismo añadió que, por lo general, las personas con discapacidad viven en el abandono y carecen de atención especializada, lo que desafortunadamente les impide mejorar su condición de vida.

A nivel nacional, alrededor de 44.6% de jóvenes en edad escolar, de 15 a 17 años, que sufren algún tipo de discapacidad no asisten a la escuela; sin embargo, este porcentaje aumenta hasta 78.9% entre personas de 18 a 22 años.

ATENCIÓN POSITIVA

Dependencias estatales como el Instituto de Infraestructura Física Educativa en Quintana Roo (Ifeqroo) están haciendo la diferencia en el apoyo hacia las personas con algún tipo de discapacidad.

Este tipo de acciones convirtieron a Quintana Roo en uno de los candidatos más fuertes para obtener el “Premio Nacional Rostros de la Discriminación Gilberto Rincón Gallardo”, en su edición 2018.

Entre las acciones que ha implementado esa dependencia se encuentra ser pioneros en todo el estado en impartir cursos y talleres de sensibilización hacia su personal, sobre las atenciones que requieren las personas con discapacidad; se delimitaron la zona de acceso y descenso en la entrada principal de su edificio; y se realizaron obras en escuelas de todo el estado para facilitar la movilidad y acceso de personas con sillas de ruedas.

Abraham Rodríguez Herrera, titular del Ifeqroo, consideró que la sociedad y, particularmente, los servidores públicos, tienen un deber con las personas con discapacidad, por lo que el personal de esta dependencia tiene muy en cuenta las necesidades especiales de estudiantes y trabajadores en los espacios públicos.

“El Ifeqroo toma acciones para que los accesos a las escuelas, aulas y baños cuenten con todos los dispositivos necesarios para que las personas puedan tener la accesibilidad total”, mencionó Rodríguez Herrera.

Detalló que recientemente, el personal a su cargo recibió el Curso-taller “Ponte en mi zapato, no ocupes mi lugar”, impartido por el DIF, que consistió en trasladarse en silla de ruedas, caminar con bastones y ojos cubiertos y conocer, a través de un video, las normas y reglamentos de una ciudad accesible.

David Landa Juárez, subdirector General de Salud y Atención a Personas con Discapacidad del DIF, reconoció la disponibilidad del director general del Ifeqroo, para llevar a cabo este curso-taller a los supervisores, proyectistas y personal en general.

Destacó que el Ifeqroo es la primera dependencia de gobierno en donde se da este dispositivo de sensibilidad a su personal sobre la manera que se debe de atender a las personas con capacidades diferentes, ayudarlos y darles las herramientas para más y mejores oportunidades de vida.

INFRAESTRUCTURA ESCOLAR

Esta política pública se extiende también a los colegios en el Estado, al dotarlos de baños, zonas de acceso y áreas recreativas para personas discapacitadas como marca la ley estatal en la materia.

En abril, con una inversión de 931 mil 344 pesos proveniente del Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM Básico Media Superior), el Ifeqroo realizó mejoras estructurales al Centro de Atención a Estudiantes con Discapacidad (CAED) del Cbtis 214, para el beneficio 49 alumnos con alguna discapacidad.

Los trabajos consistieron en el mejoramiento al edificio que cuenta con cuatro módulos de aprendizaje y un módulo de sanitarios; además se adecuaron los espacios con barandales para accesibilidad, se colocaron aires acondicionados, reubicó la red eléctrica y rampas para poder acceder al edificio, todo para facilitarles a los estudiantes el acceso a sus clases.

PREMIO “GILBERTO RINC├ôN GALLARDO”

El Premio “Gilberto Rincón Gallardo” es convocado por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), el Instituto Nacional Electoral (INE), la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México (ONU-DH), El Colegio de la Frontera Norte (Colef), la Universidad Autónoma de Tlaxcala, la Cátedra Unesco “Igualdad y No Discriminación” de la Universidad de Guadalajara (UdeG), la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (Cdhdf), Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (Copred), así como la Fundación “Gilberto Rincón Gallardo”.

Dicho reconocimiento se enfoca a sensibilizar a la opinión pública sobre la importancia de construir una cultura de Igualdad y no discriminación, hacia las personas que presentan algún tipo de discapacidad.

EN LA ENTIDAD

A nivel nacional, hasta 2014, prácticamente la mitad de la población con discapacidad se concentraba en siete entidades federativas, la principal es la Ciudad de México, que acapara a 14.6%; en contraparte, Quintana Roo sólo posee 1.1% de la población con esta condición en el país.

Explicado en números, en Quintana Roo hay 53 personas con discapacidad por cada mil habitantes, esto lo coloca en séptimo lugar a nivel nacional entre los estados con menor incidencia. El primer lugar lo ocupa Chiapas, con 41 discapacitados por cada mil personas.

Según la distribución porcentual por grupo de edad, hasta 2014, según el Inegi, del total de discapacitados de Quintana Roo, 11.6% eran niños de 0 a 14 años; 12.7%, jóvenes de 15 a 29; 36.9%, adultos de 30 a 59 años y 38.8%, adultos mayores a 60 años. La entidad, en ese aspecto, destaca, junto a Puebla (13.3%) en la proporción de discapacitados jóvenes.

De acuerdo con el sexo, en Quintana Roo, 50.7% de la población de discapacitados son hombres y 49.3% mujeres, y es una de las tres entidades, al igual que Tabasco y San Luis Potosí, donde el porcentaje de hombres es mayor que el de mujeres.

Según el Inegi, 60.8% de las personas con discapacidad en Quintana Roo tienen problemas para caminar, subir o bajar, usando sus piernas; 59.4% tienen dificultad para ver, aunque usen lentes; 29.5% sufren de problemas de movilidad en brazos y manos; 39.3 tienen dificultad para aprender, recordar o concentrarse; 28.1% tiene problemas para escuchar; a 24.6% se le complica bañarse, vestirse o comer; 20.1 tiene dificultades en el habla o la comunicación y 22.7% tiene problemas emocionales o mentales. De acuerdo con la dependencia, la suma de estos porcentajes es mayor que 100 porque una persona puede tener más de un tipo de discapacidad.

TESTIMONIOS

Carlos Acosta Uc, quien se desempeña como auxiliar de costos en el Ifeqroo, y padece de una enfermedad de discapacidad del lenguaje, comentó que el ambiente laboral en la dependencia favorece el desarrollo de sus capacidades a pesar de las limitaciones que presenta.

Enfatizó que ojalá varias dependencias pudieran implementar estos apoyos hacia las personas con discapacidad.

“Se han portado muy accesibles, la verdad y la manera en la que me tratan son muy amables, me gustaría que este tipo de trato se implementara en otras dependencias para las personas con alguna discapacidad”, mencionó.

Por su parte Guadalupe de los ├üngeles quien requiere del uso de silla de ruedas y que actualmente se desempeña como recepcionista de la dependencia estatal, dijo que ve con buenos ojos las acciones que realiza el Ifeqroo en beneficio de las personas que presentan algún tipo de discapacidad, ya que las oficinas en las que labora fueron adecuadas de forma expresa para moverse con facilidad.

“Te sientes muchísimo mejor, más liberado, te hace sentir más competente al no estar limitado por que alguien te lleve o te ayude, lo cual te hace sentir liberado”, comentó.

DATOS SOBRE LA DISCAPACIDAD

1. Más de mil millones de personas la padecen.
Esta cifra representa 15% de la población mundial. De ellas, entre 110 y 190 millones de personas tienen grandes dificultades para funcionar. La cifra está aumentando a causa del envejecimiento de la población y la incidencia de enfermedades cronico ÔÇô degenerativas.

2. Se ensaña con la población vulnerable.
Los países de ingresos bajos tienen una mayor prevalencia que los ricos. Además, es más común en las mujeres, las personas mayores y los niños.

3. Atención insuficiente.
La mitad de las personas con discapacidad no pueden pagar la atención de la salud frente a un tercio de las personas sin discapacidad.

4. Menos probabilidades de escolarización.
Se observan desfases entre las tasas de finaizacion de los estudios en todos los grupos de edad y contextos, con contrastes más pronunciados en los países más pobres.

5. Tienen más probabilidades de estar desempleadas.
Las tasas de empleo son más bajas para los hombres con discapacidad (53%) y las mujeres con esta condición (20%), que para los hombres y mujeres sin ella (65 y 30%, respectivamente).

6. Vulnerables a la pobreza.
Estas personas viven en peores condiciones, por ejemplo, sufren alimentación insuficiente, vivienda precaria, falta de acceso al agua potable y saneamiento; esto debido a los costos adicionales que generan la atencion médica, los dispositivos de ayuda o la asistencia personal. Suelen ser más pobres que las no discapacitadas con ingresos similares.

7. La rehabilitación ayuda a potenciar al máximo la capacidad de vivir normalmente y a reforzar la independencia, sin embargo, por lo general estos servicios son insuficientes, sobre todo en países en vías de desarrollo.

8. Pueden vivir y participar en la comunidad.
Aproximadamente, entre 20 y 40% de las personas con discapacidad no ven satisfechas sus necesidades de asistencia en relación con las actividades que realizan cotidianamente.

Más en Chetumal

Arriba