Conéctate con nosotros

Sopa de tomate; una receta sana y fresca para disfrutar

Gastronomía

Sopa de tomate; una receta sana y fresca para disfrutar

Una deliciosa receta para variar de la típica sopa de pasta o consomé, es esta nutritiva sopa de tomate, con la que con unos pocos ingredientes, lograrás dar variedad a tu menú semanal

Una deliciosa receta para variar de la típica sopa de pasta o consomé, es esta nutritiva sopa de tomate, con la que con unos pocos ingredientes, lograrás dar variedad a tu menú semanal

También te puede interesar: Sopa de macarrones al estilo Estrella Michelín

Ingredientes
2 kg de tomates maduros (los de salsa preferentemente)

5 dientes de ajo

1 cucharadita colmada de pimentón picante (tamaño postre)

50 ml de agua

Sal gruesa

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

1 huevo (opcional)

Preparación
1Lavamos los tomates
Comenzaremos lavando muy bien los tomates, ya que los usaremos con piel.

 

Picamos los ajos
Seguidamente pelaremos los ajos, les retiraremos el germen central y los picaremos muy finamente.

Sofreimos
En un caldero alto y con buen diámetro, sofreiremos los ajos, a temperatura suave, en dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

Añadimos el pimentón
Desde que los ajos comiencen a tomar color, retiraremos el caldero del calor y esperaremos unos dos minutos a que se atemperen. Mientras tanto podremos ir cortando los tomates. Pasados unos minutos, incorporaremos el pimentón a los ajos y mezclaremos bien.

Incorporamos los tomates
Incorporaremos los tomates cortados y volveremos a poner el caldero al fuego, a potencia media.

Añadimos sal y agua
Rectificaremos de sal y verteremos el agua

Guisamos nuestra sopa
Mezclaremos y mantendremos la sopa, a temperatura media/baja, durante una hora más o menos. Vigilaremos y removeremos de vez en cuando. Pasado el tiempo de cocción, el resultado deberá ser una mezcla melosa, con los tomates hechos puré prácticamente.

Molemos
Pasaremos toda la mezcla por un pasapurés, ya que el tomate lo habremos mantenido con las semillas y la piel.

Más en Gastronomía

Arriba