Conéctate con nosotros

Ni miedo, ni respeto al fuego

Ni miedo, ni respeto al fuego

Vida

Ni miedo, ni respeto al fuego

Ha pasado más de tres décadas desde que se creó la Fundación Michou y Mau, tiempo en el que ha logrado crecer y tener presencia en seis estados de la República mexicana, ofrecer capacitación a más de 30 mil personas que se desempeñan en emergencias, brindar el traslado a 2 mil 300 niños a TexasEstados Unidos, que es en donde reciben la atención pertinente que ha podido salvar sus vidas.

Ni miedo, ni respeto al fuego

«Nació en 1998 debido a un fuerte accidente que marcó nuestra vida y a nuestra familia. En nuestra trayectoria el mayor reto ha sido la cultura, en México no le tenemos miedo al fuego, pero tampoco respeto, los cuentes, por ejemplo, son muy peligrosos y los niños juegan con ellos, y es común que estos les ocasionen desde quemaduras leves hasta accidentes que ponen en riesgo su vida, y lo hemos visto muchas veces», comentó Virginia Sendel Iturbide, presidenta de la Fundación en entrevista con 24 HORAS.

Demi Lovato con “29” inspira a las denuncias de abuso en TikTok

Michou y Mau atiene a todos los niños quemados de cualquier edad hasta los 18 años, estos son trasladados a Texas luego de los papeleos necesarios que muchas veces les son facilitados por las autoridades, pero no para en ello, pues la entrevistada dijo que «hay que entender que estos accidentes cambian su vida en muchos sentidos, incluyendo lo social, por eso se les acompaña en todo este proceso en el ámbito psicológico, en integrarlos a la sociedad y por supuesto a que se acepten como son, y ha dado frutos, algunos se han unido como voluntarios para ayudar a más niños».

Al año, la fundación hace en promedio 100 traslados con un costo de 15 mil dólares cada uno, por ello realizan dos eventos principales en los que reunir fondos es el principal objetivo.

El primero es la Copa Michou y Mau, una competencia ecuestre realizada en colaboración con la Federación Ecuestre Mexicana y el torneo de golf realizado en Acapulco, de los cuales lo recaudado va directamente a la fundación, y actualmente han logrado juntar más de 9 mil millones de pesos.

Si bien, estos eventos son presenciales durante la pandemia no pudieron llevarse a cabo durante dos años.»Fue un tema serio pues es una entrada de recursos muy grande, prácticamente son las más significativas pero afortunadamente recibimos dinero de altruistas que han creído en nuestra causa, sin olvidar a los voluntarios que nos ayudan en las instalaciones.

TikTok: ¡Y qué chille! Niños arman la “carnita asada” en Monterrey y se viralizan

Es inevitable recordar la tragedia familiar que dio origen a esta labor altruista titánica. «Fue en la época decembrina, el árbol de Navidad de mi hija se incendió e hizo que se siguiera a toda la casa, ella trató de salvar a sus hijos Mau y Camila de 3 y 5 años, de inmediato fueron graves al hospital y conseguimos que los doctores nos dejaran trasladarlos a Estados Unidos, pues aquí no había lo necesario para atenderlos.

«Ese día nació Michou y Mau, pues mi nieto murió y Michou era mi hija, quien quedó en las escaleras de su casa, así que decidimos tratar de no dejar que otras familias pasen por esta situación tan lamentable.

La Copa Michou y Mau se llevó a cabo este fin de semana la cual “dio cuenta del buen trabajo que se ha hecho para recaudar fondos y en donde los patrocinadores comparten nuestro compromiso social con los niños en esta situación”, declaró Mauricio Gonzalez, organizador del evento.

También se ofrecieron obras originales de Tracy Lara y artesanías huicholes, de cuyas ventas será donada una parte proporcional a la Fundación Michou y Mau I. A. P., con el objetivo de apoyar a esta noble causa.

 

Con información de: 24 Horas Nacional

Síguenos en nuestras redes sociales 📱📲

Twitter 
Facebook 
Instagram

 

Más en Vida

Arriba